Envíos GRATIS en compras mayores a $599.00*
Disco Duro Interno Kingston SSD A400 - 120GB, 240GB y 480GB
Disco Duro Interno Kingston SSD A400 - 120GB, 240GB y 480GB
Disco Duro Interno Kingston SSD A400 - 120GB, 240GB y 480GB
Disco Duro Interno Kingston SSD A400 - 120GB, 240GB y 480GB
Disco Duro Interno Kingston SSD A400 - 120GB, 240GB y 480GB

Disco Duro Interno Kingston SSD A400 - 120GB, 240GB y 480GB

Kingston

$ 699.00 (-30%)
(IVA Incluido)

  • Calidad superior
  • Interfaz: SATA Rev. 3.0
  • Compatibilidad garantizada
  • Capacidades: 120GB, 240GB, 480GB

↓ Más información ↓

Capacidad
PRODUCTO 100% ORIGINAL
pago
ENTREGA 24 A 48 HRS HÁBILES
pago
GARANTÍA 1 AÑO POR DEFECTO DE FABRICA

Detalles del producto

-10% ADICIONAL CON EL CUPÓN KING10

La unidad A400 de estado sólido de Kingston ofrece enormes mejoras en la velocidad de respuesta, sin actualizaciones adicionales del hardware. Por otro lado, brinda lapsos de arranque, carga y de transferencia de archivos increíblemente más breves en comparación con las unidades de disco duro mecánico.

Esta unidad SSD está diseñada para utilizarse con cargas de trabajo de equipos de sobremesa y portátiles y no para los entornos de servidor.

Apoyada en su controlador de la más reciente generación, que ofrece velocidades de lectura y escritura de hasta 500 MB/s y 450 MB/s1, respectivamente, esta unidad SSD es 10 veces más rápida que los discos duros tradicionales y provee un mejor rendimiento, velocidad de respuesta ultrarrápida en el procesamiento multitareas y una aceleración general del sistema. Además son más fiables y duraderas que las unidades de disco duro, y están disponibles en varias capacidades que van de 120 GB hasta 960 GB2.

Kingston piensa en tí y por ello ha creado esta memoria pensada específicamente para el consumidor y así haga revivir su ordenador y conseguir una mayor velocidad, mejor rendimiento y total fiabilidad en comparación con otros discos duros tradicionales.

ESPECIFICACIONES:

  • Factor de forma: 2.5"
  • Interfaz: SATA Rev. 3.0 (6Gb/seg) – con compatibilidad inversa para SATA Rev. 2.0 (3Gb/seg)
  • Capacidades: 120GB, 240GB, 480GB
  • Controlador: 2Ch
  •  NAND: TLC 
  • Rendimiento de línea base:
    • Transferencia comprensible de datos (ATTO):
    • 120GB – hasta 500MB/seg (lectura) y 320MB/seg 
    • 240GB – hasta 500MB/seg (lectura) y 350MB/seg
    • 480GB – hasta 500MB/seg (lectura) y 450MB/seg
  • Consumo de energía: 0.195W inactiva / 0.279W Prom / 0.642W (MÁX) Lectura / 1.535W (MÁX)
  • Temperatura de almacenamiento:  -40°C~85°C
  • Temperatura de operación: 0°C~70°C
  • Dimensiones: 100.0mm x 69.9mm x 7.0mm
  • Peso: 41g
  • Resistencia a las vibraciones en operación: 2.17G pico (7 a 800Hz)
  • Resistencia a las vibraciones fuera de operación: 20G pico (10 a 2000Hz)
  • Expectativa de vida útil: 1 millón de horas como MTBF
  • Garantía/soporte técnico: 3 años de garantía limitada con soporte técnico gratuito
  • Total de bytes escritos (TBW):
    • 120GB: 40TB
    • 240GB: 80TB
    • 480GB: 160TB

Kingston destaca por ofrecer los productos de memoria de mayor calidad disponibles. Son conscientes del papel importante que desempeña la memoria en la productividad informática y adoptan las medidas necesarias para garantizar un producto de memoria fiable.

  • Calidad superior: Kingston® certifica todos los componentes y realiza pruebas en todos los módulos a lo largo de todas las fases de producción.
  • Compatibilidad garantizada: Kingston personaliza sus memorias y garantiza una compatibilidad absoluta.
  • Comodidad: Kingston ofrece una completa gama de soluciones de memorias a precios competitivos para miles de sistemas.
  • Estabilidad: fundada en 1987, Kingston ha crecido hasta convertirse en el mayor fabricante independiente de módulos de memoria de la industria.
  • Fiabilidad: su compromiso de utilizar los componentes de la más alta calidad, y las rigurosas pruebas convierten a las memorias de Kingston en las más fiables del mercado.
  • Experiencia: Kingston se involucra en el proceso DRAM, desde el corte de la oblea de silicio para incrustar los circuitos integrados hasta el montaje del módulo para probar el producto final.